ORGULLO PARA RESISTIR 🏳️‍🌈



Los resultados de las Elecciones Generales 2021 presentan un panorama incierto para el avance en los derechos de las personas LGBTIQ. A más del 90% de actas contabilizadas, los partidos políticos Perú Libre y Fuerza Popular se encontrarán en la segunda vuelta. Vemos con preocupación que tanto Pedro Castillo, candidato a la presidencia de Perú Libre, como Keiko Fujimori, candidata a la presidencia de Fuerza Popular, han manifestado abiertamente oponerse a cualquier iniciativa que busque garantizar derechos y eliminar la discriminación estructural a la que se ha enfrentado la población LGBTIQ durante toda nuestra vida republicana, y que a puertas del Bicentenario impulsar un gobierno que proteja, valore y respete a todes sus ciudadanes por igual no sea una de las prioridades para sentar las bases del Perú del futuro.


Es igualmente importante reconocer que nos encontramos ante un Estado que continuamente ha venido fallando, desde la restauración democrática hace 21 años, en el compromiso de forjar un país en el que los frutos del crecimiento económico sean disfrutados por toda la población a través de servicios públicos decentes, instituciones confiables y robustas, y reducción de todas las formas de discriminación. Las desigualdades en nuestro país se acentúan año tras año, y la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 ha puesto en evidencia que no solo enfrentamos una crisis económica y sanitaria, sino fundamentalmente social.


Les integrantes, activistas y voluntaries de Más Igualdad Perú creemos firmemente en el valor y la dignidad de todas las personas LGBTIQ, y en que un Perú verdaderamente democrático incluye a todes, asegurando políticas públicas y leyes que aseguren la igualdad plena y erradiquen toda forma de discriminación como la homofobia, bifobia, lesbofobia y transfobia que no solamente nos restringen oportunidades, sino que ponen en peligro nuestras vidas. Instamos a la ciudadanía a no bajar los brazos ante la incertidumbre, a organizarse colectivamente para la incidencia que necesitan nuestros derechos, y a no perder la esperanza de que, más temprano que tarde, el Perú será igualitario, justo e inclusivo.

68 vistas