Pronunciamiento - Segunda vuelta 2021



Más Igualdad Perú es una organización que lucha por la visibilidad y los derechos de las personas LGBTIQ+ en nuestro país, y como tal, no podemos ser indiferentes del contexto político en el que nos hemos sumido en los últimos años, y que ha tocado un punto crítico durante esta segunda vuelta.


Con preocupación vemos que ha habido un escalamiento en el nivel de violencia y enfrentamiento de parte de los partidos políticos, sus figuras, y simpatizantes de uno y otro bando, emulando una confrontación política que nuestro país no había visto desde la recuperación de la democracia. Las personas asociadas y voluntarias de Más Igualdad Perú coincidimos en que la responsabilidad política de la crisis que vivimos desde el 2017 recae principalmente en la procesada Keiko Fujimori, el partido Fuerza Popular y sus aliados políticos.


Como hemos visto en otros países del continente en sus más recientes crisis políticas, la zozobra o desconocimiento de los resultados electorales pueden generar caos, violencia y hasta pérdidas humanas. Esta situación, además impacta directamente en la salud física y mental de toda la población, ya sumergida en el contexto de la pandemia. Por ello, hacemos un llamado a que todas las fuerzas políticas calmen los ánimos de sus simpatizantes y respeten el voto popular.


Más allá de ser una organización LGBTIQ+, somos una organización feminista e interseccional, por lo que reconocemos que, si bien en un inminente gobierno de Pedro Castillo y su partido no supone un avance en nuestra lucha, sino más bien un reto - o hasta un retroceso-, es un grito urgente de representación de sectores de nuestra sociedad que han sido históricamente olvidados, discriminados y excluidos.


Esta discriminación se ha evidenciado nuevamente en los ataques de simpatizantes y miembros de Fuerza Popular a través de las redes sociales, o en entrevistas al equipo técnico, donde se han expresado frases, burlas y argumentos que replican el racismo y la desigualdad estructural que configuran la base de las brechas de acceso a derechos para pueblos indígenas, pueblo afroperuano, y comunidades campesinas y rurales, quienes reclaman justamente un cambio total del sistema político, económico y social.


Vemos con preocupación que los medios de comunicación del grupo El Comercio, como el diario Perú 21, América TV y Canal N, y otros se han parcializado con la candidatura de Keiko Fujimori, poniendo a su disposición espacio en prensa y televisión, así como publicando titulares tendenciosos, falsos o que intimidan a la población. Esto es especialmente preocupante porque se ha intentado distorsionar nuestra memoria sobre el conflicto armado interno, donde existieron atentados terroristas a manos de Sendero Luminoso y el MRTA, y vulneraciones a los derechos humanos cometidos por el Estado. De esta manera, el derecho a recibir información imparcial ha sido gravemente vulnerado. Sin un periodismo libre, no es posible construir una democracia plural y vigilante del poder de turno.


De la misma manera, vemos con preocupación y profunda decepción que importantes empresas y Estudios de abogados, que tienen políticas inclusivas con población LGBTIQ+ y racialmente diversa, hayan usado sus plataformas y recursos para intentar callar la voz de miles de ciudadanos y ciudadanas, a través de la solicitud de nulidad de casi 200 mil votos, con la intención de bloquear su derecho a la participación política. ¿Es correcto el uso de la abogacía para deslegitimar el voto en función a su lugar de residencia e identidad étnica y racial?


Esto, sumado al espectáculo ilegítimo que el Congreso actual está orquestando para disminuir el poder constitucional del próximo Gobierno o hacer que la oposición sea aún más nociva, es una afrenta contra la democracia y los derechos humanos de todas las personas que llamamos hogar a este país.


Como organización que defiende los derechos humanos, estamos convencides de que solo bajo un régimen verdaderamente democrático, que escuche y valore por igual a todas las personas, reconociendo sus diferencias, vamos a conseguir el reconocimiento de todos nuestros derechos.


Los próximos cinco años nos espera lucha, resiliencia y creatividad para poder sortear los obstáculos que las fuerzas políticas antidemocráticas y antiderechos nos intentarán poner. Sin embargo, las personas LGBTIQ+ en el Perú estamos y seguiremos en permanente resistencia.


#OrgulloParaResistir




55 vistas

Entradas Recientes

Ver todo