Expresamos nuestra preocupación y rechazo ante el aumento de la violencia hacia las personas LGTBIQ+


Ninguna persona debería caminar por las calles con el miedo a que pueda ser atacada por su orientación sexual o identidad de género.


Los casos de violencia física y psicológica hacia personas LGBTIQ+ en el Perú no se detienen. Solo en los últimos seis meses se han reportado a través de los medios de comunicación al menos ocho ataques, de los cuales tres resultaron en lamentables muertes, que, hasta la fecha permanecen impunes.


Las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex somos vulnerables a agresiones y transgresiones de nuestros derechos debido a la discriminación y estigmas que existen en torno a nuestras existencias, solo porque escapamos del modelo binario y machista que la sociedad impone. Esta violencia basada en la transfobia, la homofobia, lesbofobia y bifobia no solo afecta a las víctimas de los ataques, sino también a sus familias y a todes los que recibimos el mensaje social de que nuestras vidas no importan.


La falta de interés de las autoridades por solucionar esta problemática nos arrebató a Gina, mujer trans brutalmente asesinada en el Callao. Su muerte no es un hecho aislado: solo en 2020 la Casa Trans Zuleymi registró cinco casos de transfeminicidios en el Perú, siendo esta cifra un aproximado por la cantidad de casos no identificados ni denunciados. También apagó la valiente voz de Pedro Pablo, quien desde el activismo luchaba por el acceso al derecho a la salud de más de 70 mil personas que, como él, han sido diagnosticadas con VIH en nuestro país.


Ninguna persona debería caminar por las calles con el miedo a que pueda ser atacada por su orientación sexual o identidad de género. Por ello, manifestamos nuestra preocupación hacia la inacción de las diferentes instituciones y organismos del Estado, pese a las cifras que evidencian el aumento de crímenes de odio en el Perú año tras año. Exigimos que se propongan y ejecuten medidas para proteger nuestras vidas y que se establezca un compromiso real con reparar a las víctimas y a sus familias. Justicia que tarda no es justicia.


Además, hacemos énfasis en la falta de empatía del personal de Serenazgo y agentes de la Policía Nacional hacia las personas LGTBIQ+ que son agredidas verbalmente en la vía pública. Lamentamos que, quienes supuestamente deben brindar seguridad y protección, hayan sido reportados como agresores.


Finalmente, recordamos a los medios de comunicación su rol fundamental en la difusión de los derechos de las personas LGBTIQ; por lo que esperamos que informen sobre los crímenes de odio a través del respeto a las víctimas y sus identidades.


Estos son los casos que hemos identificado en Más Igualdad, si conoces algún otro caso, llena este formulario.

​Fecha

Distrito/ región

Víctima

Tipo de violencia

Enlace de noticia

11/05/2021

Nauta, Loreto

Mujer trans

Asesinato

21/05/2021

Miraflores, Lima

Parejas del mismo sexo

Violencia psicológica