Presentan PL para prohibir las Prácticas de Conversión


El congresista de la bancada del Partido Morado, Alberto de Belaunde, presentó un proyecto de ley para prohibir las mal llamadas “terapias de conversión”. Esta iniciativa, elaborada junto a la organización Más Igualdad Perú, está destinada a acabar con las prácticas que buscan cambiar la orientación sexual, identidad o expresión de género de una persona, un problema muy preocupante en nuestro país.


De aprobarse, se establecería un marco legal que prohíba todos los esfuerzos de imponer un cambio de la orientación sexual, identidad de género o expresión de género, o que atenten en ese sentido contra la libre autodeterminación de las personas. Dichas prácticas, a las que suelen ser sometidas las personas LGBTIQ+, muchas veces son ofrecidas bajo la denominación de “terapias de reconversión”. Sin embargo, producen profundos daños contra su salud mental y física, son discriminatorias y en ocasiones pueden llegar a constituir actos de tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.


Es por esto que las Naciones Unidas, a través de su experto independiente Victor Madrigal-Borloz, ha hecho un llamado a prohibir dichas acciones a nivel global. Leyes en contra de estas prácticas han sido aprobadas en Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay en los últimos años.


El proyecto de ley presentado por el congresista de Belaunde modifica una serie de normas -como la Ley General de Salud y la Ley de Salud Mental- brindándoles un enfoque de derechos humanos, de diversidad y de género, prohibiendo explícitamente las prácticas o tratamientos que atenten contra esta. Esto con el fin de garantizar el ejercicio pleno del derecho a la salud mental sin discriminación.


“Este es un problema siempre muy profundo en la comunidad LGBTIQ+. Un número alto de personas han pasado por ese tipo de experiencias, que los terminan marcando permanentemente. Sin embargo, muchos se sienten avergonzados de contarlo. Es urgente aprobar una norma que las prohíba explícitamente. No son terapias, sino prácticas crueles, inhumanas y degradantes, que van en contra de los derechos humanos”, declaró de Belaunde.

El problema de las prácticas de conversión

El año pasado, el experto independiente de las Naciones Unidas, Victor Madrigal, presentó su informe ‘Práctica de las llamadas terapias de conversión’, en el cual concluyó que dichas prácticas “son por su propia naturaleza, crueles, inhumanas y degradantes y entrañan un riesgo considerable de tortura”. Por eso, recomendó a los Estados prohibirlas y llevar a cabo procesos de concientización sobre su ineficacia y gran daño.


Asimismo, el estudio sobre Salud Mental y Población LGTB, presentado en 2019 por Más Igualdad Perú, identificó la magnitud de dicho problema en el Perú. En este se identificó que casi el 40% de las personas que participaron del estudio habían sido sometidas a servicios de salud mental que tenían como objetivo cambiar su orientación sexual o identidad de género. De este grupo, 6 de cada 10 reportó haber sido sometido a estos mientras era menor de edad. Según el estudio, cerca del 45 % de las prácticas de conversión las realizó un profesional de salud, la mayoría psicólogos.



Descargar proyecto de ley:

PL07052-20210205
.pdf
PDF • 8.20MB


58 vistas

Entradas Recientes

Ver todo